Earth Dimension C-137

Blog en Español

Cómo sacar un startup de Costa Rica en 7 pasos sencillos

En 2012, un conjunto de casualidades puso a mi startup Saborstudio en el mapa, convirtiéndose en el primer startup costarricense en doblar la meta de una campaña de Kickstarter, el primero en ser mencionado en Techcrunchy el primero en ser aceptado en una aceleradora estadounidense de primer nivel.

Pero fue un conjunto de coincidencias. El proyecto casualmente atrajo la atención de Josh Constine, un reportero que de paso inventó un headline incomparable: “El próximo Angry Birds”. Unas horas después nuestra campaña de Kickstarter llegó a su meta y unos meses después nos habíamos mudado a continuar el proyecto en New York.

Después de concluir el proceso de Pota-Toss (la empresa derivó en una agencia digital), me encuentro a la cabeza de un nuevo proyecto; Slidebean, con un nuevo equipo, una nueva visión y dos años de más de experiencia en startups. Slidebean es un web app que busca revolucionar el proceso de hacer diapositivas, pues permite crear presentaciones de alta calidad en tan solo unos segundos.

El reto para esta ocasión era replicar y exponenciar el éxito anterior, sin depender de las casualidades. ¡Y lo logramos! En Noviembre Slidebean se convirtió en el primer proyecto tico aceptado en el programa Startup Chiley me complace anunciar que recientement logramos un codiciado espacio en la aceleradora DreamIt Ventures en NYC, seleccionados de entre cientos de aplicaciones. Y esta vez no fue casualidad. ¿Cómo lo hicimos?

 

Hustler, Hacker, Hipster:

La idea detrás de un internet startup no es más que el 1% de la ecuación. El 99% que resta es la ejecución, que depende completamente del equipo. Es bastante aceptado en el medio que el equipo ideal de un startup es el llamado Hustler/Hacker/Hipster.

Un hustler, el CEO, además de llevar las riendas del equipo y mantener la visión del producto, tiene que poder convencer a todos de que su startup es una idea B-illonaria. Un hacker, el CTO, está a cargo del desarrollo de las aplicaciones, sitios y encargado de aterrizar y definir qué y cómo van a funcionar las cosas. Y finalmente un hipster, un diseñador, preferiblemente con experiencia en publicidad.

El primer error común es tratar de formar un equipo sin un hacker. No es posible. En un internet startup, si el desarrollo tiene que ser subcontratado el proyecto está destinado a fracaso, porque ninguna persona externa va a poner la misma dedicación en algo que no es suyo propio y en lo que no cree. Es por esto que el CTO tiene que ser socio y parte del equipo.

De la misma manera, los hackers en la mayoría de los casos creen ser buenos diseñadores y no los son. El mejor ejemplo de esto son los sitios web del gobierno de Costa Rica, donde la mayoría de las interfaces dan ganas de llorar, porque el diseño no fue una prioridad y no hubo un buen diseñador detrás del proyecto.

Por diseño no me refiero únicamente a la parte visual (UI); pues el UX (user experience) es más importante aún. Un buen UX es indispensable para tener una interfaz que sea intuitiva, que tenga sentido y que permita realizar las acciones de la manera más eficiente posible. Es por esto que el hipstertambién es fundamental en el equipo: más y más los startups alrededor del mundo dependen de la parte visual para sobresalir.

El caso de Slidebean se sale de la norma un poco. Los tres cofundadores tenemos un fuerte background en diseño, lo que nos ha permitido aportar ideas de tres mentes y tres opiniones distintas, para confirmar que la interfaz de la aplicación sea lo más sencilla posible.

Otro error común son los CEOs que no tienen experiencia ni en diseño ni en programación. No considero viable que alguien sin un conocimiento intermedio de al menos uno de los dos temas pueda liderar un equipo de un startup, donde el entendimiento de estos conceptos es indispensable para el desarrollo del producto.

 

$$$

Un startup requiere dedicación de 110%, donde las jornadas no cuenten y los feriados también son días de trabajo. Mantener a un equipo de 3 personas así requiere dinero, el pesar más grande de cualquier startup.

Costa Rica esta avanzando en las oportunidades que se le dan a los internet startups. El año pasado se abrió el fondo Capital Semilla de Sistema de Banca para el Desarrollo, que provee hasta $120,000 de financiamiento para proyectos prometedores. Además, existen algunas incubadoras locales que también pueden ayudar a cubrir estas primeras etapas, entre ellas AUGE y Carao Ventures, ambas involucradas con Slidebean en etapas tempranas.

 

Ser el mejor no es suficiente

Seamos realistas, (aún) no tenemos ningún Mark Zuckerberg tico. No tenemos internet startups cotizando en la Bolsa ni adquisiciones de Google, y eso solo quiere decir que aún no estamos listos. Ser el mejor startup de Costa Rica aún no es suficiente para competir en las grandes ligas, y es por esto que no podemos compararnos con el nivel de proyectos que se ven dentro del país, ni siquiera dentro de Latinoamérica.

Tenemos que estar al nivel de los mejores. Si el sitio web no está el nivel de Coin, el app no se ve como Peak; o el diseño no es digno de Monument Valley, conseguir atención va a ser muy difícil.

 

Inglés

Pensaría que esto se da por entendido, pero no siempre es así.

Si usted quiere sacar un internet startup de Costa Rica tiene que hablar inglés, punto. Y no es solo hablar inglés, es programar con notas en inglés, hacer el sitio web en inglés y hasta bloggear y twittear en inglés. Esto suele acarrear un caso grave de spanglish, pero son gajes del oficio.

Startup Chile es un excelente ejemplo. La aplicación, los emails del staff, las notificaciones y las charlas son todas en inglés; aún tomando en cuenta que la penetración del idioma en Santiago es mucho menor que en San José.

Quiéranlo no, inglés es el idioma universal y en startups, hay que hablarlo.

 

El nombre

Nada de nombres en español o difíciles de pronunciar. Nombres simples, directos, memorables y pronunciables para alguien cuyo idioma natal no sea inglés. Además, si los usuarios van a interactuar constantemente con un sitio web, entonces una dirección .com es absolutamente indispensable.

Hay una nueva tendencia a nombrar startups latinos con palabra en inglés mal escritas, como “Wayerless”, "Uanbai", "Combai" ó "Kuiki Créditos". Por favor absténgase de hacer eso.

En nuestro caso, tanto Saborstudio como Slidebean fueron pensados para combinar algo latino/costarricense con el nombre en inglés. Con Saborstudio tuvimos algunos problemas de pronunciación en inglés, pero tratamos de evitar eso con Slidebean… donde igualmente hicimos alusión a un grano de café, bebida básica de la dieta del equipo.

 

Validando en dos semanas

El dinero es un medio que la mayoría de nosotros no tiene en abundancia y del status de la cuenta bancaria depende la vida y muerte de un startup. Es por esto que hay que optimizar recursos de la mejor manera posible.

Este punto se basa en la metodología Lean Startup, lectura básica antes de empezar a hacer absolutamente nada.

Atrás quedaron los tiempos de ‘Business Plans’ y ‘Estudios de Mercado’. Eso es de los 90’s. Internet nos permite validar si un concepto tiene sentido en días o hasta en horas.

Para Slidebean, una vez que teníamos claro el problema y una potencial solución, hicimos lo siguiente:

  • Crear un video promocional: nada demasiado sofisticado, nos tomó una semana producirlo y no tuvimos que contratar a nadie. El video hablaba de Slidebean como una herramienta existente, y explicaba cuáles eran sus funciones.
  • Crear un landing page con un botón de Sign Up. Había alguna información básica del producto, así como el video mencionado. El botón de Sign Up era falso, y solo llevaba a un form para incluir un nombre y correo electrónico.
  • Traer tráfico a la página: a través de una campaña en redes sociales logramos llevar a 1,000 usuarios a la página temporal de Slidebean. De ellos, más del 25% clickeo el botón falso de Sign Up, probando que habrían estado interesados en crear una cuenta.

Este proceso nos costó $0, y nos confirmó que la herramienta tenía sentido sin tener que escribir una sola línea de código.

A los ticos nos cuesta decir las verdades en la cara, es por esto que las opiniones de familia y amigos sobre su startup suelen estar sesgadas; siempre les van a decir que está genial. Ignórelos. La única manera de saberlo es con usuarios reales.

Pensar en grande

Finalmente, no haga un startup que solucione un problema únicamente en Costa Rica. En la mayoría de los casos el mercado no es lo suficientemente grande para compensar el esfuerzo.

Por ejemplo:

  • El sitio web más visitado de Costa Rica no tiene suficiente tráfico para mantenerse únicamente con Google Ads, simplemente porque en el país no hay suficientes personas para hacerlo viable.
  • Entre los apps Top Grossing (más ingresos) del App Store, el app #3 genera menos de $50 al día. Esto no es suficiente para mantener a un equipo y menos aún para crecerlo.

Internet nos permite pensar en grande. Nos permite crear un producto en Costa Rica que sea utilizado por personas alrededor del mundo, sin que la ubicación o el tamaño del equipo sea una diferencia. Instagram llegó a 250 millones de usuarios con un equipo de 13 personas.

Igualmente, como ticos estamos acostumbrados a pensar que un startup va a ser la empresa en la que vamos a trabajar toda la vida, cuando el verdadero objetivo de un emprendedor debería ser hacerla crecer hasta que se adquirida o sea auto-sostenible, y usar su talento y experiencia en una nueva oportunidad.

De esta forma, Slidebean se convierte en un startup desarrollado en las 3 Américas. No sé qué nuevas oportunidades deparará este viaje, pero el simple hecho de entender un mercado fuera de Costa Rica es un gran avance.

Salir de Costa Rica no es imposible. Vaya y póngase a bretear.

StartupsCaya